A finales del mes de octubre, los alumnos de 5º de primaria participamos (en clase de Lengua castellana) en una actividad que consistía en inventar conjuros que sirviesen para convertir a toda la clase en seres de Halloween o Samaín.

El objetivo principal era desarrollar la lengua oral y escrita, favoreciendo la creatividad y el juego con las palabras, apreciando su versión lúdica.

Se valoró la participación y la calidad de las producciones: rima, entonación, puesta en escena

Os dejamos con unas fotos y vídeos de nuestro trabajo.

Queremos también dar las gracias al profesor Severus Snape por sus “sabios consejos”.