A clase dos Submarinistas e dos Cabaleiros Medievais estamos a investigar acerca dos piratas.

Esta semana coñecemos a un capitán pirata ao que lle faltaba un brazo. Chamou moito a atención así que comezamos unha sesión de filosofía.

Partimos da frase: “O capitán pirata perdeu o brazo cando…”

Sairon as hipóteses máis dispares!

Mateo: “Cuando estaba pescando se lo comió un tiburón”.

Jesús: “Se lo comió un megalodón”

Jorge: “Estaba luchando con uno que tenía una espada y le cortó el brazo”.

Sebas: “Se lo cortó solo, puede ser. Aprendiendo a luchar… O quizás nació así”.

Andrés: “El brazo lo tiene la clase de Soraya”.

Iago: “Quitaron el brazo cortándolo”.

Marcos: “El brazo está de vacaciones en Kenia. Fue en avión”.

Laura: “Un avión de brazos”.

A conversación foi transcorrendo e tivemos que respondernos una pregunta:

Como vivirá o capitán sen un brazo? Poderá vivir igual?

Asier: “Sí claro, porque tiene pies y otra mano y puede trabajar igual”.

Tomás: “A lo mejor tiene un brazo invisible”.

E a parte emocional?

Unai: “¡Se sintió mal, perdió su brazo!”

Noa: “Muy mal, perdió su brazo”.

Aitor: “Mal… Yo iría a buscar mi brazo al espacio”.

Tamén houbo comparacións con situacións coñecidas:

Raúl: “En la tele una chica con un brazo solo podía nadar”.

Hugo: “Hay un chico que nació sin brazo y se hizo un brazo con piezas de Lego. Lo vi en el telediario”.

Houbo moitas reflexións e…

Axudounos a pensar un pouquiño máis.